Reseña de la Retornada
4.3 (86.67%) 9 votes

Reseña literaria: La Retornada de  Donatella Di Pietrantonio

 

Acabo de terminar de leer la Retornada, de Donatella di Pietrantonio y he de confesar que tengo sentimientos encontrados con esta novela. Por un lado, entiendo que es un buen libro que no podría calificar con menos de 4 estrellas en Goodreads. Sin embargo, creo que no lo he leído en el momento adecuado y eso ha hecho que no lo disfrutara tanto como habría hecho en otras circunstancias. Mientras escribo esta reseña el cielo está completamente gris y llueve como hacía tiempo no veía llover por aquí. Las calles están limpias y no se escucha un alma. Creo que este es el escenario ideal para leer esta novela.

 

Sinopsis

La retornada cuenta la historia de una niña, cuyo nombre no conocemos en toda la historia, que un mal día y sin explicación alguna es devuelta por su familia adoptiva a la casa donde nació y a los padres que la entregaron. Con apenas trece años, la “Retornada” deberá adaptarse a esa nueva familia donde le esperan cuatro hermanos que la miran como a una extraña, un padre que educa con la violencia y una madre con una fachada de hierro.

 

“Por acuerdo tácito, él pegaba siempre a los varones desde que habían crecido tanto que a la mujer ya no le bastaban las fuerzas. Ella se encargaba de Adriana, con una dosis más o menos diaria.”

 

Es asombroso la amplitud de emociones que la autora es capaz de transmitir en apenas 250 páginas. El sentimiento de rechazo de los que creía sus padres, la soledad en una casa rodeada de extraños, la incertidumbre sobre su futuro, la vergüenza frente a la sociedad, pero también el alivio y el cariño de una hermana que se presenta como una aliada. En pleno paso de la niñez a la adolescencia, la Retornada empieza a experimentar con su sexualidad y vivirá además un amor prohibido difícil de olvidar.

 

A pesar de lo catastrófico de la historia, la novela está contada de forma amena con capítulos cortos y retazos del día a día, que te sumergen poco a poco en la nueva vida de la protagonista y hacen que empatices terriblemente con ella. La narración se desenvuelve en Italia y ese aire un poco excéntrico y cómico de los italianos aligera sin duda la intensidad de los acontecimientos de la novela.

 

El tema principal, a mi entender, es la identidad de la persona como necesidad y derecho humano básico. La Retornada creció con unos padres cariñosos que sentía que la querían y de repente es devuelta a una casa oscura con personas cuya existencia desconocía. Cambia una madre confidente por otra que apenas le habla. Pasa de ser hija única a diluirse dentro de una familia numerosa. Unos meses atrás vivir en una casa confortable y comer todo lo que quisiera era algo tan natural que ni por un momento había pensado en ello. Su nueva familia es lo único en lo que piensa. La crisis de identidad es inevitable.

 

“Vanda se mostraba suavemente curiosa por mi familia natural y yo menos evasiva con ella. Bajaba un poco la guardia, luego volvía a avergonzarme de repente. Con aquella vergüenza empecé a reconocer a mis primeros padres.”

 

La reflexión principal que saco de esta novela es la importancia de mirar más allá de uno mismo y el ser conscientes del impacto que tienen nuestros actos en la vida de los demás y en especial en personas cuyas identidades aún se están formando. El especial cariño que merecen estas vidas y el cuidado que hay que poner en caso de que las circunstancias exijan alterarlas. También puede verse desde la perspectiva de los padres, a quienes no se les exige un curso previo para serlo y que acaban viéndose desbordados. El estado de desorientación de la Retornada no es más que el resultado de los miedos y la culpa de ambas familias, que no han sabido manejar su llegada al mundo y evitan enfrentarse a sus pecados.

 

“En el mes del destete las dos familias se habían repartido mi vida con palabras, sin acuerdos precisos, sin preguntarse cuánto me costaría a mí su vaguedad.”

“Me quedaba huérfana de dos madres vivas. Una me había dado con su leche aún en mi lengua, la otra me había devuelto a los trece años. Era hija de separaciones, parentelas falsas o calladas, distancias. Ya no sabía de quién provenía. En el fondo tampoco lo sé ahora.”

 

A pesar de lo duro y lo amargo de la historia de la Retornada, me quedo con los momentos bonitos, que también los hay, con los buenos sentimientos que aún los personajes más duros acaban dejando traslucir y, por encima de todo, con la paz que debe dar encontrar a una compañera de vida tan especial como Adriana. Ella será siempre el hogar de la Retornada.

 

“Mi hermana. Como una flor improbable, crecida en un pequeño terrón pegado a la roca. De ella aprendí la resistencia. Ahora nos parecemos menos en las facciones, pero es igual el sentido que encontramos en este estar arrojadas al mundo. Nos salvamos con la complicidad.”

 

En conclusión

Aunque, como dije al principio, sé que no leí este libro en el momento adecuado, creo que es una historia preciosa que merece ser leída. Hay libros que entretienen, otros que te enseñan cómo funciona el universo o la sociedad. La Retornada te sumerge en la vida de una niña de trece años y te hace sentir sus penas, sus alegrías, sus inseguridades y sus esperanzas. Es difícil por eso. Es maravilloso por eso también.

 

Muchas gracias a la editorial Duomo ediciones por el envió de este ejemplar.

 

 

 

Si os ha gustado este post, podéis mirar estos otros que ya puse en mi blog en los meses pasados: